top of page
  • Foto del escritorBerose

La casa de la noche

Actualizado: 6 jul 2023


La casa de la noche - Yohuilichan - Puebla
YOHUALICHAN

La serenidad de la noche, envuelta de misterio, ahí dónde el subconsciente yace onírico, se eleva poderoso por el poder divino dónde la oscuridad se vuelve mística y la luna ilumina la ascensión del alma.


La ceremonia impregnada de copal eleva las plegarias a la diosa de la noche, para que bendiga a sus hijos, que ofrendan una danza y el juego de pelota.



Así, en la cosmovisión totonaca la noche es la artífice de la creación mágica de la madre tierra, dónde los ciclos de la luna nutren y determinan los momentos de la siembra y del cultivo, dónde las faces representan el cambio y la fertilización que dará fruto, como la oscuridad del vientre gesta la nueva vida, la diosa luna se yergue para que la cosecha sea próspera.


En Yohualichan se puede observar con claridad el campo para el juego de pelota, a un lado, los vestigios de lo que podría ser un temazcal el baño prehispánico dónde se purificaba mente y alma ante de cualquier ritual. El campo se abre paso como entrada hacia el resto de los edificios ceremoniales .


Yohuilichan y Villas Zardoni
Zona Arqueológica Yohualichan y Hotel Villas Zardoni

La "Casa de la Noche", fue el centro de un señorío próspero, de la tripartita gloria totonaca cuya arquitectura comparte el estilo de nichos con el Tajín, (localizado a tan solo 60km en linea recta del lugar), y estructuras piramidales como las de Zempoala (ambas la zona norte del estado de Veracruz). Bajo el dominio Mexica, se crearía un crisol de ambas culturas.


Hoy día en toda esa región la lengua a nativa predominante es el Náhuatl que fuese oficial en el imperio Azteca, el atuendo criollo aún es común entre los lugareños, los hombres usan pantalón y camisa de manta blanca y las mujeres faldones con bordados coloridos, ambos calzan sandalias hecha de cuero y suela de goma, aunque aún se puede ver algunos andar por las calles descalzos.


La zona arqueológica de YOHUALICHAN es una pequeña muestra de la cosmovisión totonaca. Encallada en la sierra del estado de Puebla, cuya colindancia con el estado de Veracruz confiere una orografía accidentada, concediendo belleza en los paisajes y microclimas, la vegetación va cambiado desde Zacapoaxtla pasando por húmedos bosque de niebla a selvas tropicales, dónde tanto la temperatura, la fauna y la vegetación resulta exótica, de forma que, se pueden apreciar desde pinos y encinos, hasta liquidámbares y helechos gigantes.


Las pirámides de Yohualichan se localizan a 30 minutos en auto de Cuetzalan (Pueblo Mágico). Para llegar debes acceder desde la autopista Puebla - Xalapa, tomar el entronque hacia Zacapoaxtla, y desde ahí la carretera de montaña hasta Cuetzalan, dónde se puede tomar el libramiento de la ciudad y tomar dirección hacia la zona arqueológica de Yohualichan. En el camino hay un café cuyas vistas, si el clima lo permite, son magníficas.


Disfruta del paisaje, en la carretera abundan flores exóticas y se respira el ambiente rural y campirano. Las temperaturas pueden variar de templadas a cálidas, lleva ropa y zapatos cómodos y ligeros, no olvides llevar un impermeable o rompevientos.


Dónde hospedarse: Villas Zardoni en Cuetzalan.

Dónde Comer: Toda la comida es deliciosa, comida criolla local en toda la región, así como café de las plantaciones de la zona.


40 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


Rolando Martínez Grajales
Rolando Martínez Grajales
Jun 28, 2023

Excelente narrativa, Paisana, nuestros antepasados crearon una cultura a la altura de cualquiera del mundo, 👏👏👏

Like
bottom of page